Y Aun Falta La Reforma.

QuisqueyaRD -
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por José De La Cruz

La calidad del gasto público en los gobiernos es de suma importancia, pues el aparato del Estado opera con el dinero que todos aportamos mediante impuestos, una vez el gasto del gobierno deja de ser planificado, estructurado y analizado por los técnicos del área, la eficiencia del mismo irá en decadencia y será en este punto donde los altos funcionarios van a reclamar la necesidad de más dinero en las instituciones, en vez de pensar en la eficiencia.

El actual gobierno en ningún momento ha dejado de contemplar la posibilidad de una Reforma Fiscal, sin embargo, hoy tenemos que pensar cosas como:

• Los combustibles en relación al precio del petróleo están más cotosos que el año pasado. (Del 09 al 15 de mayo del 2020, la Gasolina Premium costaba 169.60, la regular 154.60 y el GLP 89.70) Esto a pesar del estallido de la pandemia, además de la

creación de diversos programas sociales de alto costo como, Quédate en Casa, Pa’ ti, Comer Es Primero, entre otros programas creado por la gestión del gobierno anterior.

• Los precios de diversos productos y materiales de construcción siguen un acelerado aumento, tal es el caso de las fundas de cemento y las varillas, que registraron un alza de hasta un 20%, o el de alimentos de consumo básico, como, la Carne de Pollo, que se encontraba a 53 pesos la libra, sin embargo, para diciembre costaba 60 y en la actualidad se vende por encima de los 70 pesos, así podríamos contar un sin número de productos. El anterior gobierno mostraba mayor estabilidad comercial y, no fue necesario tomar en los primeros cinco (5) meses de pandemia prestamos ascendentes a los US$4,000 millones de dólares como sucedió con el actual.

El gobierno de turno ha superado la cantidad de los US$10,000 millones de dólares en menos de un año, sin embargo, su nivel de improvisación ha sido tan amplio que no han podido utilizar los fondos de dichos préstamos, viéndose obligados a colocarlos en una institución de intermediación financiera extranjera a una tasa de interés del 1,5% anual, lo interesante de todo esto es que el Estado como deudor paga un 6% como tasa fija de interés, lo que significa que estamos regalando 4.5%, ¡vaya negocio¡

Aún No hay una reforma fiscal institucionalizada, pero si hay aumentos constantes en los precios de los productos de la canasta familiar y de los materiales de construcción como dijimos anteriormente y cada vez que el congreso tiene una sesión no se puede dejar de discutir la necesidad de más préstamos, pero, ¿Sabes que no se ha discutido? Que el Consejo Nacional de Trabajo se debe de reunir para fijar el salario mínimo de las diferentes actividades que se realizan en el sector privado, pero mientras el hacha va y viene, según el gobierno; la Reforma Fiscal es un hecho.

About Author

Leave A Reply