Alejandro Herrera y la satisfacción de entregar una institución saneada

QuisqueyaRD -
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Santo Domingo. – Las nuevas autoridades que se designen en el Instituto Dominicano de Aviación Civil

(IDAC) encontrarán una institución financieramente saneada, con

recursos para aguardar el proceso de recuperación de la actividad aérea,

seriamente afectada por la pandemia del COVID-19.

Con esos fondos y recursos se puede

“retomar el vuelo hacia nuevos horizontes de logros y realizaciones”, sostiene el director general del IDAC Alejandro Herrera al informar de manera pública la situación de la institución rectora del sector aeronáutico.





En su escrito “Mi paso por la aviación civil

dominicana” Herrera hace un relato de su tránsito por el IDAC desde su

designación en marzo del año 2011 hasta la fecha, siendo ratificado en dos

ocasiones.





“Ya con el control del timón de mando de la

nave del IDAC, iniciamos un fructífero y entusiasta viaje por trayectos que de

inmediato nos ubicaron en el justo contexto de la aleccionadora historia de

nuestro sistema aeronáutico, que solo pocos años atrás, en 2007, había superado

su estigmatizada condición de inseguro bajo los parámetros de la Federal

Aviation Administration (FAA) de los Estados Unidos que durante 14 años lo

había mantenido degradado entre las categorías 3 y 2, con la negativa

consecuencia de que las aeronaves de matrícula dominicana (HI) estaban

impedidas de volar hacia territorio estadounidense”, escribió en el artículo

publicado en el Listín Diario y el Portal del IDAC.





Explica que le correspondió la coordinación del sector en el más prolongado período de avances enabsoluta estabilidad del sector en toda su historia, avalada por el hecho del IDAC ser hoy la más y mejor estandarizada de las entidades de la administración pública nacional y referente regional de la aviación civil internacional

Hizo saber que la obtención de certificaciones, premios y reconocimientos en todos los renglones e indicadores medibles nunca fueron motivos para “dormirnos en nuestros laureles”, por entender que en materia de gestión nunca hay victoria definitiva, sino impulsar para seguir trabajando con fe y optimismo.

 “Estamos a punto de aterrizar para entregar el timón de la nave del IDAC al nuevo designado. Con el peso que deja atrás el aprendizaje y el don alcanzado de la perseverancia, hacemos una

reverencia ante esta década de intenso trabajo en equipo y la satisfacción de

entregar una institución mucho mejor que la recibida”, concluye Herrera su

escrito, reseñado por la Dirección de Comunicaciones y Relaciones Públicas del

IDAC.

About Author

Leave A Reply