Presidente de Ecuador derogará en las “próximas horas” el decreto que eliminaba los subsidios a los combustibles

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Quito.- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, derogará oficialmente en las “próximas horas” el polémico decreto 883 que eliminaba los subsidios a los combustibles y que fue el detonante de las protestas de los últimos once días.

“Hemos hecho una elección por la paz. Se expedirá un nuevo decreto que nos asegure que los recursos lleguen a quienes realmente los necesitan”, escribió el gobernante en su cuenta de Twitter.

El mensaje lo colgó horas después de haber alcanzado un acuerdo con los dirigentes indígenas para revisar una decisión que respondía a las demandas de austeridad del Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras entidades a cambio de una línea de crédito por más de 10.000 millones de dólares.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) recordó que “este momento una comisión trabaja en la redacción del decreto que lo reemplaza”.

“Festejamos la victoria pero esto no termina hasta que el acuerdo se concrete a cabalidad”, aseguró.

Esta mañana numerosos indígenas empezaban a regresar a sus casas en las distintas provincias del país tras más de una semana de movilización, en la que bloquearon las principales vías de la Sierra ecuatoriana y llegaron a conseguir la paralización de la capital.

Moreno apuntó que con diálogo se recuperó el Ecuador como “país de paz”.

Ecuador recuperaba este lunes poco a poco la normalidad tras las jornadas de protestas, varias de ella violentas, que dejaron siete fallecidos, según la Defensoría del Pueblo.

En la capital ecuatoriana, el servicio de transporte urbano se sumó al metropolitano que en los últimos días funcionó con algunos problemas, aunque el fin de semana fue casi nulo.

De su lado, el servicio de taxis se desarrollaba con normalidad en la capital que, a primeras horas de hoy, volvía a presentar tiendas abiertas, así como panaderías, entre otros locales, y el usual movimiento de la ciudadanía que se desplazaba a sus lugares de trabajo.

Como signo de anormalidad, el cierre de las escuelas y colegios, y la reactivación progresiva del aeropuerto, en el que aún se registraba la cancelación de vuelos.

FUENTE: https://noticiassin.com

Share.

Leave A Reply