Los cibercriminales han robado 885 millones de euros en lo que va de año

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En el número 47 de la calle Pokrovka en Moscú, los Porsches y los patinetes eléctricos de una rueda circulan alrededor del edificio como satélites. Los invitados cargan sus ordenadores de última generación y sus recién desempaquetados iPhone Xs. Los recién llegados arriban desde San Francisco, Miami, Buenos Aires, Singapur, Afganistán, Corea, Canadá… Van vestidos de trajes a medida sin corbata, otros como clones de Kurt Cobain, con hijab… Es la entrada del congreso anual denominado CyberCrimeCon: un millar y medio de expertos en seguridad informática de Europa, América, Medio Oriente y Asia que analizan las amenazas en ciberterrorismo y ciberdelincuencia. Exponen, por ejemplo, Robert Cao, oficial de delitos digitales de la Interpol o Heiko Löhr, jefe del departamento de Delitos Cibernéticos de la Policía Federal Criminal de Alemania o Roberto Martinez , miembro de la unidad de Inteligencia del Royal Bank of Canada… Son algunos de los nombres propios de los mejores hackers ‘buenos’ -los que luchan contra los cibercriminales- del planeta. 

El organizador es Group-IB, empresa fundada por los rusos Ilya Sachkov y Dmitry Volkov, una de las más importantes del sector a nivel global. Este último presenta en persona un informe anual sobre las tendencias de los delitos informáticos. «Hay 40 grupos activos en el mundo de jerarquía… Son financiados por diferentes gobiernos, como Corea del Norte, Pakistán, China, Estados Unidos, Rusia, Irán y Ucrania». De allí proviene la élite de los hackers… «El año pasado, advertimos que los piratas informáticos son lo suficientemente competentes para realizar un ataque dirigido podrían tener un nuevo objetivo: intercambios de criptomonedas«, recuerda Volkov. 

Y las cifras de sus fechorías, las probadas, ya no son ciencia ficción: 748 millones de euros obtenidos con ataques en lo que va de 2018, sólo en el ámbito de las criptomonedas. En el sistema bancario convencional, en el mismo periodo, no menos de 137 millones de euros. «En la mayoría de los casos, los ciberdelincuentes, mientras atacan los intercambios de criptomonedas, utilizan herramientas y métodos tradicionales, como el phishing, la ingeniería social, la distribución de malware y la degradación de sitios web», apunta el informe. Hay un silencio de liturgia en un escenario repleto. «El fraude con tarjetas de crédito sigue siendo una de las amenazas más peligrosas para los ciudadanos de a pie… Cada mes, los datos de aproximadamente 686.000 tarjetas bancarias se ven comprometidas«.

Share.

About Author

Comments are closed.