archivo-10-11-16-9-31-21-a-m

Los inversores de Facebook están hartos de la ‘dictuadura’ de Zuckerberg

Es muy difícil saber qué pasa exactamente dentro de Facebook por la naturaleza misma de la empresa y por cómo se encubre todo lo que ocurre en Silicon Valley, pero tras el pasado jueves, una cosa está bastante clara: Zuckerberg no tiene el apoyo de sus inversores.

El rechazo de la ejecutiva de millonarios que se sienta en la mesa con el fundador y CEO de Facebook evidencia una crisis que no ha hecho sino crecer en los últimos meses a raíz del escándalo de Cambridge Analytica, que expuso la facilidad con la que se pueden usar datos de usuario en masa gracias a la estructura publicitaria de la red social.

Aunque Zuckerberg y sus directivos clave no han perdido poder alguno, en gran medida porque cuentan con la mayoría de votos para tomar decisiones en la junta, los inversores han dejado claro que “no hay democracia en Facebook”, expresión empleada por una de las inversoras justo antes de que se le retirara el micrófono durante un momento crítico de la conversación.

Según recoge The Guardian, no fue un caso aislado y se llegó a comparar a Zuckerberg con Putin, en relación con la manera en la que gobierna su empresa (el CEO de Facebook tiene los mayores derechos de voto); e incluso se hicieron acusaciones de violación de los derechos humanos en la red social.

“Si la privacidad es un derecho humano, entonces consideramos que el pobre cuidado de Facebook con los datos de sus usuarios es una violación de derechos humanos”, aseguró otra de las inversoras presente.

Una vez más, varios inversores propusieron un cambio en el sistema de voto de la junta directiva de Facebook para que Zuckerberg no cuente con la posibilidad de veto y de sacar adelante unipersonalmente cualquier medida que se proponga. Las acciones de Zuckerberg valen en la actualidad casi 10 veces más que las del resto de inversores.

Pese a las quejas de buena parte de su junta, Zuckerberg centró su mensaje a los inversores en las disculpas que ha presentado recientemente ante la Unión Europea y las instituciones estadounidenses. Por su parte, Sheryl Sandberg presentó una nueva aproximación más diversa a la hora de contratar nuevos empleados para dar más notoriedad a grupos menos representados dentro de la estructura de la compañía.

Related Post